El satélite TESS de la NASA descubre un planeta habitable para la humanidad

La NASA ha anunciado que su satélite TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite) el cual fue enviado hace casi 2 años a hallar planetas similares a la tierra, ha hecho su primer descubrimiento a unos 100 años luz de distancia dentro de la Constelación Dorado, allí se encuentra un planeta el cual es potencialmente habitable para los seres humanos.

El satélite TESS se encarga de detecta la disminución luminosa de las estrellas que observan en un pedazo de cielo y en base a esta medición el satélite puede inferir la presencia de un planeta. Gracias a esto, el satélite pudo localizar una estrella llamada TOI 700, la cual cuenta con aproximadamente el 40% del tamaño del Sol y es 50% menos caliente.

TESS hallo tres planetas que orbitan en esta estrella, llamados:

  • TOI 700 b: tiene un tamaño similar a la Tierra, se cree que es rocoso y completa una órbita cada 10 días

  • TOI 700 c: este se encuentra en el centro de la órbita, es 2,6 veces más grande que la Tierra y se cree que es un planeta gaseoso.

  • TOI 700 d: Es aproximadamente es un 20% más grande que la tierra, órbita cada 37 días, no se encuentra ni muy cerca ni muy lejos de su estrella y recibe el 86% de la energía que la Tierra obtiene del sol. Por lo cual, cuenta con características que podrían permitir la presencia de agua líquida en la superficie.

Una técnica llamada espectroscopia de tránsito, que permite estudiar el comportamiento de la  luz al chocar con las diferentes moléculas de la atmósfera de TOI 700 d, los científicos podrán planean obtener datos más precisos acerca de las condiciones de este planeta.

Engelmann-Suissa, uno de los directores del equipo menciono: «Algún día, cuando tengamos los espectros reales de ‘TOI 700 d’, podremos retroceder, hacerlos coincidir con el espectro simulado más cercano y luego compararlo con un modelo. Es emocionante porque no importa lo que averigüemos sobre el planeta, se verá completamente diferente de lo que tenemos aquí en la Tierra.»

Aunque su composición no está del todo clara, la NASA explico que gracias a  una simulación basada por el tamaño del planeta y su tipo de estrella el TOI 700d podría estar cubierto por océanos y rodeado de una atmósfera densa de dióxido de carbono.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *